esen
01 800 11 ASESA ( 2 7 3 7 2 )
esen
01 800 11 ASESA ( 2 7 3 7 2 )

Cómo apoyan los helicópteros para llevar ayuda a zonas de desastres

Los desastres naturales son eventos en los que hay pérdidas materiales catastróficas, así como de vidas humanas, lesiones y disminución de las capacidades productivas de una comunidad. Cuando ocurren eventos como inundaciones, huracanes, deslaves o terremotos el uso de helicópteros para llevar ayuda se vuelve esencial para las poblaciones afectadas.

Hay diferentes tipos de desastres impredecibles, con algunas excepciones; y aunque se puede estar prevenido, en realidad es imposible saber cuándo ocurrirán o cuál será su intensidad.

¿Qué hacen los helicópteros para llevar ayuda a zonas de desastre?

La primera vez que se usaron helicópteros para llevar ayuda humanitaria fue en Europa tras la destrucción de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces esta labor se ha extendido por diversas regiones del mundo, promovida principalmente por la Organización de las Naciones Unidas, llevando ayuda y personal médico a zonas afectadas, además de la entrega de medicamentos o material de curación.

Entendemos como desastres naturales a los efectos causado por terremotos, incendios o erupciones volcánicas, pero también las heladas y sequías que pueden imposibilitar la producción de alimentos y actividades económicas, o permanecer en el riesgo latente de incendio según sea el caso.

Por lo anterior se considera el uso de helicópteros para transporte de materiales, entrega de víveres, comunicando a las zonas afectadas y en algunos casos los helicópteros pueden usarse también para operaciones de salvamento.

¿Qué requiere el uso de helicópteros para llevar ayuda a zonas de desastre?

El auxilio en diferentes situaciones resulta una tarea compleja que requiere de coordinación, personal especializado y por supuesto aeronaves en perfecto funcionamiento. El uso de los helicópteros para llevar ayuda es clave para trasladar al personal que viaja a las zonas de desastre.

Por otra parte, un proveedor que tenga los equipos y preste el servicio de  helicópteros para llevar ayuda a zonas de desastre debe contar con hangares, talleres de mantenimiento y personal capacitado para mantener a las aeronaves en condiciones que les permitan operar y responder adecuadamente situaciones de emergencia por desastre natural.